Carta a Inez
20 de Mayo 2003

Llegamos al mundo con dos meses y dos dias de diferencia. Una vez que naciste, no perdimos el tiempo, y nada nos separo. Eramos como tus hijas, mellas. Fuimos al colegio juntas, hasta noveno grado, cuando mi espiritu aventurero Inez nos haces falta empezo a tomar forma. El cambio de colegio, estudios universitarios, mi vida en Estados Unidos, el tiempo, las distancias, las diferentes carreras, nada, nada nos pudo separar. Tu eres mi amiga de mi alma , mi amiga eterna.

A pesar de que nunca llegaste a visitar fisicamente mi casa en San Antonio, estas muy presente. Mi casa esta llena de ti, sin darme cuenta, he puesto en cada cuarto un recuerdo tuyo. Algun detalle, ya que tu, Inez eras siempre llena de detalles conmigo y con todo aquel quien que se atravesara en tu vida. Siempre nos bendeciste con tu manera especial y llena de amor. memoria Inez Esta separacion tampoco podra separarnos, ya que desde el cielo estaras con nosotros siempre.


Te quiere, tu prima y amiga del alma


Elisa Gonzalez-Rubio Harrison